Cómo ordenar tu vida | Rutina de cuidado personal

Creo firmemente que el ambiente en el que vivimos es una manifestación directa de nuestro estado interno. Y me he estado sintiendo muy desordenada. Así que me propuse sacrificar tiempo de diversión esta semana para hacer más de lo que considero que me hará relajar, enfocarme y recuperar la paz mental. Este es un pequeño recordatorio para cuando la vida se complica. No olvides cuidar de ti misma, Rowena. Y también todos los que están viendo. Lo merecemos. Cuando me siento abrumada, desorganizada y desconectada lo primero que hago es limpiar y ordenar. Créeme, funciona. Me parece que cuando estoy haciendo tareas simples como limpiar, mi mente se pone en automático y empiezo a reflexionar sobre la semana anterior, a pensar sobre cosas que he pospuesto y buscar soluciones que me he estado enfrentando. Ese tiempo realmente me ayuda a ordenar mi mente y obtener cierto grado de claridad mental. Leí en un artículo que el ambiente con el que nos rodeamos a nosotros mismos, tanto física como personalmente es una expresión directa de dignidad y autoestima. Ese es un gran recordatorio de que estar ocupado no debería venir acompañado de ser desordenado. Tan pronto como ordeno mi espacio, inmediatamente empiezo a sentirme más liviana y centrada, y me pregunto por qué siempre pospongo esto. Después de limpiar mis alrededores, es hora de empezar a descifrar mi cerebro y a tomar nota. Cuando me encuentro atascada, perdida o paralizada es usualmente porque empiezo a cuestionarme y a dudar de mi misma. Lo cual me lleva a cuestionar y a dudar mis intenciones, mi progreso y mi existencia. Y si, es un poco dramático. Por eso mismo necesito tranquilizarme mediante la expresión de mis emociones en una hoja de papel, más conocido como llevar un diario. Así es como lo hago normalmente: Escribo mis sentimientos, incluyendo todo lo que me molesta y me lastima. Me pregunto por qué me estoy sintiendo de esa forma. Y trato de ser tan brutalmente honesta conmigo misma como puedo. Depués me pregunto si eso de lo que me preocupo es algo que puedo cambiar. Si lo es, pienso cómo puedo cambiar y mejorar. Si no puedo, reconozco la preocupación, le doy gracias por ayudarme a mejorar y me pido a mi misma dejarla ir. Hay algo especial sobre escribir mis pensamientos y ponerlos en papel. Me ayuda a explorar mis ideas, y ver las cosas más claramente por lo que son. También es una gran manera de reflejar y analizar donde me estoy quedando corta y cómo puedo mejorar en el futuro. Revisando algunas cosas escritas anteriormente por Roe, también conocida como Rowena, ayuda un montón también. Me da mucha perspectica, risas por montones y me recuerda lo lejos que he llegado. La siguiente es una de las cosas que sé que es muy buena para mi, pero con la que no soy consistente diariamente aún. Lo cual es algo que realmente espero cambiar. Me he estado levantando temprano durante unos meses para meditar antes del trabajo porque a todos nos sirve un poco de claridad mental y me gusta el tono que establece para el resto de mi día. Así que los días en que decido dormir un par de horas más definitivamente no me siento tan calmada y consciente como podría estar. La meditación para mi es observar mis pensamientos, relajar mi mente y apartar un espacio para reconectar conmigo misma. La forma de meditación que hago es parte de mi práctica espiritual Falun Dafa, en la que me siento por una hora mientras escucho esta hermosa y tradicional melodía. Mi mente tiene que estar vacía y tranquila y no debo pensar en nada. Pero incluso después de dos años, eso es algo en lo que aún estoy trabajando Diría que por cada día en el que me siento centrada hay al menos cuatro días en los que hay un tsunami recorriendo mi cabeza. Pero como todas las cosas que hacemos consistentemente, considero que entre mas practico se vuelve más fácil y más natural. Pasos de bebé, ¿verdad? Si sentarme una hora no es lo tuyo, hay muchos otros estilos de meditación para tener en cuenta, como la app Headspace o incluso simplemente ejercicios de respiración que dejaré en la descripción. Ahora que ya he organizado mis emociones es hora de empezar a reincorporar el cuidado de mi misma de vuelta en mi vida. Cuando las cosas se ponen difíciles y empiezo a sentirme abrumada y ocupada la primera cosa en la que ocuparse es el autocuidado, lo cual acaba resultando en mí pareciendo un pequeño hombrecillo con el cabello recogido todo el día. Son los simples placeres de la vida, como lavar y arreglar mi cabello Poner una bomba de baño en la tina, aplicarme mascarillas. Arreglar mis uñas una vez en lugar de cortarlas muy cortas. Cuidar de ti mismo y de tu apariencia es como cuidar de tu espacio. Es una reflexión de tu estado interior y una forma de amor propio. Como es tan fácil quedar atrapado en la trampa de estar siempre ocupados, trabajar más de lo necesario y llevarnos al límite, es muy importante ser gentil y comprensivo con nosotros mismos y hacer más de lo que nos hace feliz. Mi trabajo, Youtube, y mi práctica espiritual han sido prioridades y las tres prácticamente consumen mi vida, dejándome poco espacio para lo demás Y naturalmente, llego al agotamiento. Así que esto es lo que hago que me mantiene sana y feliz. Me encanta leer libros de negocios y autobiografías de emprendedores y de las mentes más brillantes. Leer sus historias, sus jornadas, llenas de fracasos, éxitos, risas, lágrimas, felicidad, alegría, depresión y tiempos oscuros, me recuerda que todos somos humanos y que con el suficiente trabajo, fe y perseverancia todo es posible. Cuando necesito reirme un poco o un abrazo caluroso, Okay. Crazy Stupid Love, Friends, y ver mis favoritos de la infancia siempre me pone de buen humor. Aparte de libros y películas, me gusta hacer más arte y hornear. Y aparte de estar en casa todo el día, me gustaría explorar más esta hermosa ciudad a la que considero mi hogar, la cual es New York City. La premisa de esto es saber qué te hace feliz a ti, y simplemente hacerlo un poco más. Cualquier cosa que ilumine tu alma y te haga sentir vivo, házlo. Solo hazlo. ¿Por qué no? Hazlo. Y finalmente, la última es corta pero poderosa. Sonríe más. Yo tiendo a pasar mucho tiempo con mi cara en reposo y digamos que mi cara normalmente no es lo más alegre que puedes ver Estudios han mostrado que fingir una sonrisa puede mejorar tu ánimo, especialmente cuando estás estresado y de mal humor. Eso es debido a la memoria muscular jugando con tu cerebro y dándose cuenta lo ridículo que es tratar de forzar la sonrisa. Porque seamos realistas, lo que sea que esté estresándonos, por más estresante que sea, no es para tanto una vez que lo sacamos de nuestra cabeza. Todo estará bien eventualmente y todo lo que pasa en la vida es para probarnos o ayudarnos a convertirnos en nuestra mejor versión. Hay un dicho chino que dice: “退一步海阔天空” que se traduce como: “Una vez que das un paso atrás, descubrirás que el mar y el cielo son infinitos” Y eso es todo. Muchas gracias por ver Me gustaría saber cómo cuidas de ti mismo y cómo te organizas. Y los veo la próxima semana, cuidense. Los amo. Les mando un abrazo invisible. Abrazo de audio. Adiós. [Gracias por ver]

Rosa Moreno

Hola! Mi nombre es Rosa Moreno, de Asturias, soy fisioterapeuta, y monté este blog hace poco, espero que puedan ayudarme a seguir creciendo como blogger. gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar