Los 5 Beneficios del entrenamiento funcional

Fecha de la última modificación

Comments: 0

Si vamos a algunos gimnasios podemos ver que se realizan sesiones de entrenamiento funcional (functional training), pero lo más importante de este tipo de entrenamiento no solo son los beneficios del entrenamiento funcional, que luego os comentaré, sino que podemos realizar una rutina o sesión de entrenamiento funcional en casa o en la playa o en el parque, donde queramos.

Cualquier sitio es bueno para entrenar funcionalmente nuestro cuerpo, solo debes tener ganas de sentirte bien. Como os vengo diciendo en los posts anteriores “El movimiento es vida”, así que a sacar tiempo para disfrutar de los beneficios del entrenamiento funcional (functional training).

Para convenceros aún más os voy a explicar algunas cositas que debéis conocer sobre el entrenamiento funcional, como: qué es exactamente esta disciplina, quién puede llevarlo a cabo, qué material se utiliza y los principales beneficios del entrenamiento funcional.

¿Qué es el entrenamiento funcional?

A mi siempre me gusta decir que lo más importante ante cualquier tipo o modalidad de deporte que nos planteemos realizar es saber qué es o en qué consiste, aunque a veces lo más importante es saber que no es. Porque esto es quizás la clave para que ese tipo de actividad física nos conquiste y enamore.

Podemos definir el entrenamiento funcional como un tipo de actividad física que debe tener una función u objetivo claro basado en los patrones de movimientos que se realizan en diferentes ejes y planos utilizando múltiples articulaciones y músculos; además de todos los demás tejidos implicados (fascia, ligamentos, cápsulas,…).

Uff, puede que esto no os haya aclarado mucho, lo intento con otras palabras. Cuando hacemos un entrenamiento funcional nuestro objetivo en el ejercicio o rutina de ejercicios que nos planteemos debe ser la funcionalidad de nuestro cuerpo, es decir, realizar ejercicios cuyo movimiento sea fácilmente transferible a nuestra actividad cotidiana, laboral, lúdica o deportiva.

¿En qué consiste?

Para entender mejor en que consiste un entrenamiento funcional, y su diferencia con un entrenamiento convencional, tan sólo hay que observar y analizar nuestro cuerpo humano y sus movimientos. Cuando necesitamos coger las bolsas del mercado o empujar el carro del supermercado o cargar un saco de cemento si somos albañiles o cualquier otro gesto que tengamos que hacer en función de nuestra edad, profesión y deporte, podemos ver que no sólo hacemos una flexión de codo o una elevación de hombros, sino que combinamos una serie de movimientos donde implicamos diferentes articulaciones y múltiples músculos. De eso se trata al realizar un ejercicio funcional.

Podemos decir que el entrenamiento funcional se apoya en el axioma de Beevor: “El cerebro no conoce la acción de un músculo aislado sino el movimiento”.
Creo que si te gusta moverte y te encanta divertirte y, además, hacerle un bien a tu cuerpo, el entrenamiento funcional debe entrar a formar parte de tu vida. Pero debes probarlo tú mismo y experimentar esa sensación, ya me contarás.

¿Yo puedo hacer una sesión entrenamiento funcional?

¡ Sí claro!. Cualquiera puede realizar un entrenamiento funcional, pero eso sí, para no provocar ninguna lesión y conseguir una mejora de los objetivos marcados debemos tener muy claro la condición física de cada uno y las exigencias que pretendemos.

Los ejercicios de un entrenamiento funcional se pueden desarrollar desde niveles para principiantes hasta un nivel avanzado o experto. ¿Cuál es tu nivel?.

Incluso en una misma clase, pueden estar realizando la misma sesión de entrenamiento funcional personas de diferentes edades y niveles, sólo consiste, por ejemplo, en tener en cuenta la velocidad de ejecución del ejercicio y la carga para adaptar a distintos niveles una misma rutina de ejercicios.

¿Qué material necesito para realizar una rutina de entrenamiento funcional?

El principal material del que haremos uso en un entrenamiento funcional es nuestro cuerpo, fácil de conseguir y barato ¿ no? jejeje.

Aunque también podemos incluir en nuestros ejercicios múltiples accesorios o implementos: fitball, cuerdas, Tr-X, planos inestables, pelotas de diferentes pesos, kettlebel o pesa rusa, escaleras de coordinación, conos, ….

Estos materiales los usaremos en función de nuestro presupuesto, de los objetivos que nos marquemos y la progresión de los ejercicios del entrenamiento funcional.

¿Qué beneficios puedo notar en mi cuerpo con el entrenamiento funcional?

Os cuento los principales beneficios del entrenamiento funcional, los cuales son la razón por la que me encanta hacer este tipo de actividad física y me gusta utilizarlo con los pacientes.

1. Grandes dosis de diversión

Uno de los principales beneficios del entrenamiento funcional que me han atraído más de este tipo de actividad es la diversión. ¡ Sí, habéis leído bien! Es muy divertido practicar este tipo de entrenamientos, resulta muy dinámico, incluso si la sesión la haces de forma individual y no en grupo.

Igual estás saltando a la comba, que empujando algo o colgando de una barra,…, ¿no os resulta divertido? A mí me encanta, me recuerda un poco a mi niñez y las mil y una cosas que hacíamos: subir a un árbol, colgarnos del columpio, saltar las vallas del colegio,…, sudor y diversión asegurada!!.

Además, al ser muy intenso te hace centrarte en la ejecución correcta de los ejercicios, condición indispensable para no lesionarte, y al centrar tu mente eso te hace estar en el ahí y en el ahora, así que es como meditar pero en movimiento. De la meditación os hablaré en un próximo post, me encanta meditar, centra mi mente y relaja mi cuerpo.

2. Alineación corporal y concienciación postural

Este es uno de los beneficios del entrenamiento funcional que más me apasiona, quizás porque soy fisioterapeuta, y veo como la mayor parte de las patologías de los pacientes vienen ocasionadas por malas posturas y malos hábitos en su vida cotidiana, laboral o incluso deportiva.

Durante una sesión de entrenamiento funcional bien estructurada se insiste en la ejecución técnica correcta de cada uno de los ejercicios. Esto nos ayuda, por un lado, a mejorar nuestro “core”, al que ya hemos hecho mención en otros posts, y del que os hablaré largo y tendido en un próximo post.

Y, por otro lado, a la coordinación del movimiento en diferentes planos, ejes y articulaciones, para conseguir que nuestros movimientos sean más eficaz y eficientes.

Todo esto después se transfiere a las actividades del día a día de cada uno de nosotros, ya sea empujar el carro de la compra, agacharte con los niños en el parque, trabajar de albañil, barrendero, en una oficina o realizando algún tipo de deporte.

En definitiva, todos tus músculos, articulaciones, ligamentos, fascias, tendones,…., es decir, todo tu cuerpo, se adapta y adopta la postura más eficaz y eficiente ante cualquier requerimiento que le hagamos.

3. Mejora de las capacidades físicas y cualidades motrices

Otro de los más importantes beneficios del entrenamiento funcional es que podemos mejorar cada una de nuestras capacidades físicas. Estas hacen referencia al aspecto cuantitativo del movimiento y son la fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad.
Por otro lado, gracias al entrenamiento funcional podemos mejorar las cualidades y destrezas motrices, que se relacionan con los aspectos cualitativos del movimiento. Entre ellas destacamos el equilibrio, la coordinación, los desplazamientos, los saltos, los giros, los lanzamientos y las recepciones.

Esto es fácil de entender porque estas mismas cualidades motrices son las que ejecutamos en los diferentes ejercicios de una rutina o sesión de entrenamiento funcional. ¿ A que suena genial?, pues es más genial si lo practicas.

4. Prevención y tratamiento de lesiones

Ya hemos hablado de que una sesión de ejercicios de entrenamiento funcional se puede adaptar a cualquier nivel de ejecución, ya sea por edad o condición física. Pues lo mismo ocurre si tenemos una lesión, podemos adaptar la sesión de entrenamiento funcional a la evolución de la lesión.

Éste es uno de los beneficios del entrenamiento funcional que a mí como fisioterapeuta me resulta muy útil. Ya sea una lesión ósea, una lesión muscular, una afectación tendinosa,… podemos reentrenar nuestro cuerpo a través del entrenamiento funcional.

Ahora sí, debemos tener en cuenta el momento de la lesión que estamos, su posible evolución, marcando objetivos muy bien definidos e identificados en función del nivel de nuestro paciente.

En el campo de la fisioterapia tenemos como objetivo principal en nuestros pacientes la prevención de la lesión, es decir, mantener y mejorar un estado óptimo de salud y movimiento en el cuerpo para evitar que se lesione.

Pero a veces aparece la lesión, y no por eso debemos parar nuestra actividad física. Debemos adaptarla a la situación en función del tipo de lesión e ir utilizando las herramientas que podamos para que la lesión evolucione hacia la curación. Y también evitar en gran medida la posibilidad de recidiva, y el entrenamiento funcional nos puede ayudar.

5. Pérdida de peso

Si practicas de forma regular y con un planteamiento correcto tu sesión de entrenamiento funcional puedes llegar a perder peso.
Pero creo que nuestro objetivo en la realización de este tipo de ejercicios no debe ser perder peso como única razón para decidirnos a entrenar de esta forma.

La pérdida de peso está unida a sentirte bien, más ágil, flexible, fuerte, …y es todo esto lo que debe convertirse en tu motivación para realizar el entrenamiento funcional o cualquier tipo de actividad física. ¡ Vamos a ello! Como siempre os digo “Movimiento es vida”.

Aquí os pongo algunos de mis ejercicios favoritos para que vayáis probando si queréis y me contáis vuestras sensaciones:

Las flexiones o push ups

¿qué son las flexiones?

Este ejercicio me encanta, porque además de fortalecer nuestros brazos y pecho, tonificamos nuestro “core”, musculatura abdominal y lumbar, muy importante para que el resto de ejercicios de nuestros entrenamientos, así como nuestras actividades diarias, laborales y deportivas, se hagan con mayor eficacia y menor riesgo de lesión.

Este ejercicio se puede hacer tanto en nivel de principiantes como en un nivel avanzado, sólo dependerá de la forma de ejecución y el uso de implementos o materiales para dificultar su realización como, por ejemplo, apoyo de manos en planos inestable o elevando una pierna. Os contaré más posibilidades y diferencias de niveles de ejecución en un próximo post.

Salto al cajón o Box Jump

Aunque más bien hoy le llamaremos “salto al banco”, porque lo he realizado en un banco del parque, jejeje.

Este ejercicio requiere de fuerza explosiva en miembros inferiores, equilibrio, coordinación y un buen control de nuestro tronco, para no provocar ninguna lesión.

Si no te atreves a dar el salto, comienza realizando este ejercicio en un nivel de principiantes que consistiría en subir al banco con una pierna, y luego elevamos la otra, bajando de la misma forma, es decir, una pierna y después la otra. Pero eso sí, aunque sea más fácil la ejecución, debes tener siempre presente el control de tu columna, con una buena activación de tu “core”, para no provocar lesiones.

Si el banco te resulta muy alto, puedes comenzar con el escalón que hay al lado del banco. ¡ánimo! Lo importante es ir progresando.

Flexiones con escalada o Spider Push ups.

Este ejercicio es ideal para todo el cuerpo, pues tonificas miembros superiores, inferiores y tronco, así como coordinación y equilibrio. ¿quién se anima?.

¡ Cuidado!, podemos considerar que este ejercicio es de nivel intermedio o incluso avanzado, dependiendo de si nos colocamos con apoyo de manos elevadas (por ejemplo, en el banco) o con manos en suelo, y si además acompañamos el ejercicio de una flexión de brazos o mantenemos en tabla nuestra posición. Así que empieza de forma progresiva.

Bueno, ¿qué tal os fue?, ¿has probado a hacerlos?. ¿ Has sentido los beneficios del entrenamiento funcional? ¿cuál o cuales de los beneficios del entrenamiento funcional te atrae más?.

A mí me sienta fenomenal una sesión de entrenamiento funcional (funcional training). Y ahora con energía para el resto del día, y a por más actividades durante el resto de la semana.

Si te ha gustado éste post de los beneficios del entrenamiento funcional compártelo con tus amigos.

Si quieres puedes hacernos algún comentario o sugerencia

Rosa Moreno

Hola! Mi nombre es Rosa Moreno, de Asturias, soy fisioterapeuta, y monté este blog hace poco, espero que puedan ayudarme a seguir creciendo como blogger. gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario