los 8 temperamentos parte 1

Fecha de la última modificación

Comments: 0

Los temperamentos que nos acompañan toda la vida

Desde que nacemos hasta que morimos los temperamentos con los que vinimos al mundo nos acompañarán por el resto de nuestros días.

Desde hace muchos años, el hombre ha estudiado el comportamiento del ser humano, con el firme propósito de conocer cómo era la personalidad de cada uno de nosotros. Personalidad que nos llevará a conocer el comportamiento humano y preveer futuros acontecimientos de este comportamiento.

Desde la psicología con los test de personalidad, y su intento por conocer cómo somos. Muchos años antes con Descartes, y sus cuatro tipo de humores y personalidades. Durante toda la historia del hombre y antiguas culturas han intentado enmarcar al hombre en un tipo de personalidad o comportamiento.

Temperamentos, que tienen su base en todo lo que significa la energética y que están basados en los vasos maravillosos de la acupuntura.

Así cada una de las características de los temperamentos de los que hablaré están basadas en las peculiaridades de cada uno de los vasos maravillosos y de la función diana (órgano o víscera) sobre la cual el vaso se proyecta.

INTRODUCCIÓN A LOS TEMPERAMENTOS

Desde siempre en la cultura china, todas las enseñanzas han sido transmitidas verbalmente de profesores, maestros, a alumnos, son muy pocos los escritos sobre los que podemos leer enseñanzas de la Antigua China.

Otro de los inconvenientes que nos encontramos es que la cultura china es un juego continuo de símbolos y metáforas. Nada más leer uno de los libros más antiguos de medicina china, El Nei Ting Souenn, podemos observarlo. En él, el médico del emperador mantiene diálogos con el emperador, éste le hace preguntas y aquel responde con metáforas y símbolos.

Todos estos símbolos, de la Antigua China, están íntimamente relacionados con la naturaleza, en la que está basada toda su cultura y sus movimientos sociales. Desde que el falso comunismo se asentó en China, se ha perdido esta cultura, aunque no ha sido tan así en las zonas rurales.

Por lo tanto, tenemos tres signos que caracterizan las enseñanzas que nos han llegado desde China: Símbolos, Metafórica y basada en la observación de la naturaleza.

Pues igual ocurre con los temperamentos, todo se fue desarrollando siguiendo las leyes naturales que rigen en la cultura china. Por ello, todo lo que leerás en el post es de tipo observacional, basado en el comportamiento de la naturaleza y siguiendo las características de los vasos maravillosos.

LOS TEMPERAMENTOS Y LOS IDEOGRAMAS.

Todos los temperamentos, están representados por una imagen. Como decía anteriormente, es esta imagen la que va a representar al temperamento. En la cultura china representan sus enseñanzas con imágenes porque expresan mucho mejor que con palabras el contenido del conocimiento.

Esta imagen que representa a los temperamentos es a lo que se le llama el ideograma, y como no puede ser de otra forma, cada ideograma son imágenes de la naturaleza. Una característica importante de estos ideogramas es que tienen un carácter de movimiento, es decir, nada es estático y está en continuo cambio.

IDEOGRAMAS DE LOS TEMPERAMENTOS

Empezaremos definiendo los temperamentos siempre desde los más yin a los más yang, es decir, desde los más pesados a los más ligeros, desde los más voluminosos a los más finos, desde la estática a la dinámica.

El temperamento, tal y como lo vamos a nombrar siempre, será el nombre del ideograma. Al lado podéis ver la relación con el vaso maravilloso.

Temperamentos Yin

  • Tierra, ideograma Tierra, vaso maravilloso Chong Mai
  • Volcán/Montaña, ideograma Volcán/Montaña, vaso Yin Wei Mai
  • Agua, ideograma agua, vaso Yin Qiao mai
  • Soplo, ideograma soplo, vaso Ren Mai

Temperamentos Yang

  • Cielo, ideograma Cielo, Dae MAi
  • Lago, ideograma Lago, vaso Yang Wei Mai
  • Fuego, ideograma fuego, vaso Yang kiao Mai
  • Rayo, ideograma Rayo, vaso Du Mai

DESCRIPCIÓN DE LOS TEMPERAMENTOS.

Recuerda que cada temperamento lleva el nombre del ideograma que lo define. Los temperamentos podríamos definirlos como un disfraz, un traje, que nos hace adoptar un rol, un  papel en cada momento. Por ello, hay que dejar bien claro que ninguno de ellos es bueno o malo.

Son utilizados para actuar en un determinado momento y adaptarnos a la circunstancias de vida. Por ello, la primera afirmación que hay que recordar es que todos tenemos los 8 temperamentos, cierto es que casi todo el mundo funciona o “usa” más, ta sólo dos de ellos. Normalmente, uno es más morfológico y el otro más de comportamiento al exterior.

Pero ni que decir tiene, que lógicamente la genética nos marca y, por lo tanto, desde que nacemos con una estructura física ésta ya nos marcará nuestro comportamiento, pues todos no estamos diseñados de la misma forma ni servimos para lo mismo.

Decía Einstein:
“ Si valoramos a un pez por su capacidad para subir a un árbol, se pasará la vida pensando que es un inútil”

Otra cosa que debemos recordar es que cada persona no tiene todas la características que definen al temperamento, o mejor dicho, quizás no las expresa completamente en su vida al completo, pero potencialmente están dentro de ella. Por lo que, en cualquier momento, estas características, pueden emerger ante alguna situación que las estimule.

Por último , remarcar también que estas características no son algo categórico e inequívoco, pues todos nosotros funcionamos bajo el influjo de nuestro pensamiento, que es el que nos guía y, aún sintiendo que nuestro camino va por otro sitio distinto al que sentimos, somos capaces de ir por un rumbo equivocado.

Pero cuando aislamos este mental, este pensamiento que nos guía según nuestras creencias, y según lo que perciben los órganos de los sentidos, es cuando nuestro temperamento emerge y somos capaces de ir por el buen camino.

LOS 8 temperamentos

Tierra:

Características Físicas:

Este temperamento se caracteriza por la redondez de sus formas, igual que la tierra. En su cabeza lo que más destaca es la redondez de su cara, la nariz achatada y sus ojos redonditos y perdidos en una cara redonda de amplio volumen de grasa. Normalmente nos encontraremos unos labios gruesos.

Su cuerpo en general tiende a la redondez, su barriga es redonda pero ancha, no puntiaguda, esto lo diferencia de otro temperamento. Su trasero también es redondo, ancho y con volumen.

Las piernas son muy gruesas, anchas y muslos con tendencia a la redondez, y con aspecto en los miembros inferiores de estar bien asentado en su tierra, bien plantado. Como un firme bloque apoyado en la tierra.

Comportamiento:

Su comportamiento está apoyado en su físico, son personas bondadosas, bonachonas y de aspecto tierno. Transmiten tranquilidad y amabilidad. Dan ganas de achucharlos y abrazarlos todo el tiempo.

Son lentos y pesados en su caminar, en sus actos en sus palabras, en su comprensión de las cosas que se le plantean.
No suelen vivir con estrés y se toman su tiempo para realizar las actividades cotidianas de la vida. Son ideales para realizar actividades que requieran estar sentados largas horas en trabajos de mucha paciencia.

Patología:
 
La patología de los temperamentos tierra viene definida por el exceso de tranquilidad y pasividad. Debido a ello todo en su cuerpo y en su vida se vuelve lento y pesado.

Empiezan a tener digestiones pesadas, retención de líquidos abdominales, problemas de retorno venoso y linfático. Piernas hinchadas. Ascitis y, a veces, llagas en los labios o mucosa bucal.

Debido a tanta pasividad su vida se vuelve perezosa y sin estímulos, por lo que, pueden entrar en un estado letárgico de semi depresión. Una vez llegan a este punto es muy difícil sacarlos de ahí, pues los temperamentos tierra están muy arraigados en su postura de vida, están muy asentados en su terreno de vida y ello les lleva a tener gran dificultad para ponerse de nuevo en movimiento y salir del estado en el que se han sumergido.

Este temperamento con frecuencia lo podemos encontrar asociado en la misma persona con el temperamento Agua que veremos en otro post.

Esto es debido a que la característica del agua es estructurar y, por lo tanto, en este temperamento es una gran cosa, pues como su tendencia es a expandirse, resulta genial tener otro temperamento asociado para que lo estructure y no se “desparrame” hasta el infinito.

Volcán / Montaña

Características físicas:

Esta persona posee unas características físicas marcadas por rasgos de fuerza. Si bien su cuerpo es voluminoso como en el temperamento anterior, sus formas no son tan redondeadas, pues nos encontramos con que la musculatura ha hecho acto de presencia y las formas empiezan a comprimirse.

La estructura si bien sigue siendo muy voluminosa, en este cuerpo nos encontramos más una tendencia a un cuerpo delimitado, la grasa es sustituida por el músculo y las estructuras pasan de ser redondas a ser cuadradas.

Así, lo primero que nos llamará la atención es que nos encontramos ante una persona de aspecto fuerte, robusto, bien asentado en su estructura y sus formas.

Con el cráneo de estructura cuadrada, donde destaca una mandíbula potente y bien desarrollada, también un cuello muy potente.

Espaldas anchas, brazos y piernas muy fuertes, a menudo musculados de forma natural sin hacer levantamiento de pesas. En otros individuos sorprende la fuerza que tienen sin estar entrenando la musculatura.

Físicamente también observaremos que son sujetos donde la tez tiene tendencia a la rojez, un rojo sanguíneo intenso. A veces muy marcado, como un rojo burdeos, en la cara en hombres y en mujeres en el pecho, a la altura de la parte alta del esternón.

Comportamiento:

El comportamiento de este temperamento está siempre marcado por actos de fuerza. Todo en su vida lo viven como un reto, pero a veces tienen dificultad para ver que actúan así. Esto es un gran problema para ellos,  pues a menudo no son conscientes de lo que viven y, por ello, continuamente viven su vida como una lucha.

También tienen dotes para mandar y ser jefes. A veces les puede llevar a una enfermedad querer tirar ellos solos del carro, y marcarse como reto el éxito profesional, pues se volverán obsesivos y acabarán enfermando.

Son obstinados, cabezotas y muy seguros de sus pensamientos, y con gran dificultad para cambiar este pensamiento. Están muy arraigados en sus ideas y sus creencias, es difícil moverlos de las raíces que han echado.

De apariencia tranquila y no agresivos, en su interior hay una lava ardiendo que saldrá con toda su fuerza y furia si se les contradice demasiado, se sienten encerrados o no están nada de acuerdo con lo que se está diciendo. Cuando esto pase, será de carácter rápido y transitorio. Subirá como un volcán erupcionando y se calmará en segundos.

Es mejor no entrar en confrontaciones con ellos.

No atienden a razones cuando entran en un estado de enfado, se obsesionan con facilidad con cualquier cosa que consideren que llevan razón y la defenderán con todo lo que esté a su alcance.

 Patología:

Este temperamento cuando enferma lo hace de forma grave, igual que usa la fuerza para su vida la usa también para enfermar, es decir, cuando enferman, enferman, no lo hacen de forma leve. Todo en ellos es intenso, la enfermedad también.

Presentan patología de origen sanguíneo por su alto grado de tensión diaria. Así pueden presentar hipertensión arterial, aneurismas, hemorragias de todo tipo, frecuentemente cerebrales. También afectación del corazón, entonces pueden sufrir infarto de miocardio.

Debido a su relación con la sangre, también pueden aparecer problemas de erección en el hombre y afectación de útero en las mujeres.

A veces se encuentran casos de Neoplasias malignas debido al grado de obsesión con que estos individuos viven su vida. El cáncer puede afectar a cualquier parte de su cuerpo. Es importante recordarles que cualquier tipo de obsesión en su vida les puede llevar a enfermar de nuevo, incluso una obsesión por la vida sana. Ojo con este dato, porque después de pasar la fase de enfermedad, algunas personas, pasan a un estado obsesivo por la vida sana y es esta obsesión la que les lleva de nuevo a enfermar.

Aquellos que comprenden que su vida está marcada por las obsesiones, ya sea trabajo, familia, hijos, deporte o cualquier otra obsesión, una vez recuperados, si toman medidas y cambian su estilo de vida, no vuelven a enfermar. Sin embargo, los que no han comprendido este aspecto de su vida, a menudo se les ve con recidivas y con metástasis en cualquier lugar.

Pues hasta aquí la primera parte del post sobre temperamentos. Aunque en realidad no se deben dividir unos de otros y sabiendo que todo está íntimamente unido. En este caso se hace necesario separarlos para que el lector pueda leer tranquilamente y no saturarse con un post de más de cinco mil palabras que saldrían si continuáramos hablando de los temperamentos en esta entrada.

En la siguiente entrada continuaré hablando del tema de los temperamentos. Espero que os guste tanto como a mí y descubráis personalidades interesantes en el día a día.

Ahora os toca compartirlo para que el conocimiento llegue a mucha gente y todos podamos nutrirnos de esta información tan útil.

Te esperamos en los comentarios, y ya sabéis cualquier duda en los comentarios,  lo responderemos gustosamente.

Rosa Moreno

Hola! Mi nombre es Rosa Moreno, de Asturias, soy fisioterapeuta, y monté este blog hace poco, espero que puedan ayudarme a seguir creciendo como blogger. gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario