Margarina, veneno untado en pan

Fecha de la última modificación

Comments: 0

Margarina, no es lo que parece

La Margarina es una sustancia (a la que no puedo llamar alimento), y se considera relativamente actual, la verdad es que su historia nace en el año 1860, cuando fue patentada.

Dada la escasez de mantequilla y su elevado precio, el emperador Napoleón III ofreció una recompensa a quien consiguiera un sustitutivo que pudiera alimentar a las clases sociales más bajas y a los militares.

Así, el farmacéutico Hippolyte Mège diseñó una sustancia que imitaba a la mantequilla. A base de grasa de vaca, suero de leche y agua, que fue bautizada con el nombre de margarina.

En la Segunda Guerra Mundial, la margarina fue fundamental para la supervivencia de miles de soldados alemanes y popularmente se extendió por todo el planeta.

¿Qué es realmente la margarina?

Hasta hace unos años, las margarinas se conseguían a través de un proceso químico llamado hidrogenización, donde grasas vegetales líquidas de baja calidad como el aceite de palma, se solidifican al añadir átomos de hidrógeno a sus enlaces. Dando como resultado una textura final sólida que simula a la mantequilla.

Lo que se conoce popularmente como grasas TRANS, con sus devastadores efectos para la salud. Bien conocidos son sus efectos sobre el sistema circulatorio, trastornos lipídicos y propensión al cáncer por mutación celular.

En la actualidad y a sabiendas de la mala fama que se ha ganado a pulso la margarina, la industria ha conseguido modificar su fórmula, se parte de grasas vegetales de muy baja calidad que son emulsionadas y mezcladas con proteínas de leche de vaca, aromas y mucha, mucha sal.

Efectos en nuestra salud

  • Hipertensión arterial, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, aumento en el riesgo trombosis venosa.
  • Obesidad, dado que esta grasa no aporta nutrientes, nuestro cuerpo sólo puede usarla como fuente de energía y reserva lipídica.
  • Procesos inflamatorios articulares, de la piel y mucosas, dado su elevado porcentaje en grasas poliinsaturadas.
  • Propensión al cáncer de páncreas, hígado y colon.
  • Acné, dermatitis seborreica y piel de naranja.
  • Reduce la calidad de la leche materna.
  • Reduce la reacción a la insulina.

¿Cómo nos engaña la industria?

La idea de las principales corporaciones es darle la vuelta a su desprestigio y hacernos pensar que no solo no es mala, sino que mejora nuestra salud e incluso reduce los niveles de colesterol.

Las principales marcas comerciales de margarina han conseguido posicionarse en las primeras búsquedas cuando hacemos un sondeo en la red. Todo parecen ser mensajes positivos avalados por estudios científicos que demuestran sus bendiciones para la salud.

Con la simple adición de fitoesteroles y vitaminas sintéticas parece un súper alimento que en realidad, enmascara una cruda verdad.

“Come margarina acompañada de una dieta equilibrada y reduce tu colesterol.”

Obviamente, si tenemos una dieta perfectamente equilibrada, una porción de margarina no tendrá un gran efecto nocivo, ya que el resto de alimentos compensarán sus efectos perniciosos. Pero en la práctica real, la margarina no solo está en las tostadas del desayuno.

Hojaldres, dulces, bollería, galletas, precocinados y congelados, helados, cremas y salsas, postres, natas vegetales y un largo etc.

¿Qué puedo hacer?

Si consumes margarina habitualmente, creo que al leer éste artículo se te habrán quitado las ganas de seguir haciéndolo.

Sustituye la margarina por un rico aceite de oliva virgen para tus tostadas de pan de almendras y ocasionalmente, toma mantequilla de alta calidad y origen orgánico.

Evita todos esos alimentos precocinados y procesados que mencionábamos antes y vuelve a una dieta sana y nutritiva.

Si quieres saber más sobre alimentación puedes ver más artículos aqui

Rosa Moreno

Hola! Mi nombre es Rosa Moreno, de Asturias, soy fisioterapeuta, y monté este blog hace poco, espero que puedan ayudarme a seguir creciendo como blogger. gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario